La racha invicta de la selección mexicana en la era de José Manuel ”Chepo” de la Torre terminó esta noche en el Estadio Corona, al caer 2-1 en un partido amistoso disputado frente a la siempre poderosa selección de Brasil.

México tuvo para aniquilar el encuentro en varias ocasiones pero no pudo dictar sentencia a una selección carioca que no sabe darse por vencida.  Con un apretado marcador de 2-1 la selección azteca sufrió su primer descalabro, luego de sumar 14 partidos sin perder.

La primera mitad estuvo plagada de emociones.  México puso cifras al marcador al minuto 10, cuando Pablo Barrera envió un tiro centro desde el sector derecho que David Luiz desvió para mandar la pelota al fondo de su propia portería.

Brasil se volcó al ataque y al 17, la nueva estrella del Santos, Neymar, tuvo una oportunidad clarísima que dejó ir enviando su disparo a un costado de Oswaldo Sánchez, quien jugó su último partido vistiendo la playera de la selección nacional.

Cuando el primer tiempo agonizaba, Dani Alves derribó en el área a Javier el “Chicharito” Hernández, ganándose el segundo cartón amarillo que lo envió a las regaderas dejando a su equipo con diez jugadores.  Andrés Guardado fue el encargado de cobrar la pena máxima pero el arquero Jefferson detuvo el débil disparo.

Ya en la segunda parte, el homenajeado arquero tricolor, tuvo un par de acciones destacadas cuando al minuto 64, desvió el disparo que Ronaldinho envió tras cobrar un tiro de castigo.

Al 74′, el “Chicharito”, que apenas firmó un contrato por cinco años más con su equipo, el Manchester United, tuvo una clarísima de cabeza que el arquero amazónico desvió demostrando reflejos felinos.

Los errores de la zaga mexicana costaron caro y tras una falta cometida en los linderos del área, Ronaldinho empató el marcador, con la complicidad del portero mexicano.

Con la inercia del gol anotado, la verde amarela encontró el tanto del triunfo en los pies de Marcelo, quien sacó un fuerte zurdazo para poner cifras definitivas de 2-1, al minuto 83.

No hubo tiempo para más y la racha invicta del “Chepo” terminó en tierra azteca.

No queda más que ver hacia adelante y aprender de los errores.  Siguen los Panamericanos y los verdes prometieron el oro. ¿Lo cumplirán?